sábado, 2 de junio de 2012

Mi jodida vida entera.

Mira, tú eres los viernes de mi semana, sí, esos días que esperas con tanta ansia, así te espero yo. Cuando alguien está hablando y de repente para y necesitas saber que sigue, así te necesito yo. Cuando dejas el trocito de pizza que más hecha está para el último mordisco y se te cae, así es cuando estoy lejos de ti. La rabia que te da de haber estudiado y sabértelo y en el examen que se te olvide, esa rabia la tengo yo cuando no puedo tenerte. Cuando te callas para no montar jaleo y contestar a alguien, la impotencia que sientes en ese momento es la misma que yo siento al no poder gritar al mundo que te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario